Rumpelstikin Distribución Galicia
URDIME
Emi Candal
981 937 424 / 619 920 335
info@urdime.net
Distribución resto de España:
ENTREBASTIDORES
Silvia Pereira
C/ Salvador del mundo 7 - 28025 - Madrid
914 611 070 / 669 038 971
info@entrebastidores.es
__Inicio____La obra ____Galeria____Video____Documentacion
Sinopsis _Ficha artística y técnica _Apuntes del director _ Apuntes de la escenógrafa_ Las compañías_Los artistas

 

Conceptos básicos, personajes
y lenguaje escénica.

La obra teatral trata el tema de la Pobreza. En la sociedad moderna la riqueza y la pobreza van siempre unidas. El concepto analiza una paradoja de proporción inversa: a la riqueza material le corresponde una “miseria intelectual” y viceversa, los que menos poseen gozan de una “riqueza espiritual”.

Las dos tendencias opuestas nutren el conflicto básico. La dramaturgia “da cuerpo” al tema principal convirtiéndolo en un personaje propio. La decisión creativa destaca el papel fundamental de la Pobreza en la dialéctica social. Dado que actúa siempre en la oscuridad, la Pobreza está representada en la obra adecuadamente en formato de sombras chinescas.

El viejo Molinero es un campesino culto. Las imágenes verbales, incrustadas en su habla cotidiana, sorprenden con matices filosóficos. Él utiliza un lenguaje rico y metafórico, para expresar su amor paternal. “Mi hija es tan hábil, que puede hilar de cualquier hierba seca un hilo de puro oro”. Esta afirmación contiene la clave conceptual de la trama.

Por el contrario, el Rey resulta analfabeto. Tiene la mente atascada por una codicia infinita. Esto le impide captar el sentido profundo de las palabras.

Lo comprende todo literalmente, de forma superficial y simple, en un solo contexto: “oro”. El lenguaje del Molinero es incomprensible para el Rey. El monarca y el campesino no hablan el mismo idioma. Uno se expresa como puede y el otro lo entiende como quiere.
El espectáculo es un retrato escénico de la ausencia total de comunicación entre los ricos, que mandan, y los pobres, condenados a obedecer.

La víctima de esta situación, la hija del molinero, está obligada a convertir cantidades de paja en hilo de oro. Esta sinrazón expresa el problema básico planteado en la dramaturgia: la incapacidad de los jóvenes de resistir el colapso del sistema social.

En las situaciones criticas, siempre aparece el personaje del enano. Su oficio es hacerse rico a cuenta de los demás, sacando beneficio de cada drama humano. Cobra, por sus servicios, un precio terrorífico: el poder y el control sobre
la vida.

La única manera de recuperar el equilibrio de la situación y experimentar un progreso personal es conocer el verdadero nombre de la extraña criatura.

El marco de dramaturgia se cierra con la escena de la revelación del Molinero. Es un micro monólogo emocionalmente muy intenso y con un explosivo carácter. El personaje consigue abrir su interior al publico para que se identifique con él. Allí parpadea la hoguera de su alma, alrededor de la cual ubica la sombra del enano peligroso. El padre reconoce la parte de su culpa, ajusta sus cuentas y ayuda a su hija comprender la filosofía de la vida.

La problemática se ofrece de una forma divertida, dinámica y espectacular. El lenguaje escénico cuenta con mucha emoción, humor, ironía y hasta con sarcasmo, para definir su propia opinión crítica. La acción escénica tiene un ritmo intenso, cambiando de forma cinematográfica el espacio y el tiempo.

 
   
Kalina Teatro & Trompicallo